Inicio Convergencia Negocios y Derechos

Negocios y Derechos

155

Comunicación: dícese del negocio de transportar datos… quizás sea una buena manera de definir el «negocio» de las comunicaciones en el presente y más aún en el futuro.

El presidente electo en Argentina dijo en algún momento que «la comunicación es un gran negocio», pero desde las filas del Frente de Todes se destaca que «es una actividad comercial, pero también es un derecho básico y universal».

O sea, Comunicación: dícese del negocio de transportar datos y el derecho de les ciudadanes a tener acceso a información veraz y de calidad.

Si no les gusta esta definición, podemos construir juntes otra. Pero luego no me digan que no les avisé.

La semana pasada, el diputado nacional Pablo Carro adelantó que desde el parlamento impulsarán la normalización de la Defensoría del Público, organismo intervenido que «debería ampliar su acción e incorporar a los usuarios TICS».

Si bien aún no hay definiciones de nombres para el sector de telecomunicaciones y medios de comunicación, algunos tips de la agenda ya se van perfilando.

#Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Esta norma fue mutilada por decreto en el gobierno de Cambiemos, por lo cual ahora está en la carpeta de actividades de la nueva gestión en el área, sea quien sea que la ejerza.

#Acceso a contenidos federales, plurales y veraces. Empezando desde los medios públicos, que vieron cercenada su función cotidiana bajo la gestión de Hernán Lombardi.

#Publicidad Oficial. Sin demasiadas precisiones, desde las filas del futuro oficialismo, diferentes voces marcaron la importancia de revisar el uso de la publicidad oficial, la creación de un registro de medios y el cumplimiento de un cupo de pauta para los medios alternativos y/o comunitarios.

#Protección de los datos personales. También será uno de los temas en la agenda de las nuevas autoridades, por esta sensación de que nada alcanza.

#Servicio Universal. Ya hay varios pedidos de investigación sobre el uso dado a los fondos de Servicio Universal por parte del Ente Nacional de Comunicaciones.

#Arsat. Según Martínez, Arsat 1 y Arsat 2 representan el 35% de los ingresos de la empresa estatal. Bastante, considerando lo poco que se habla de los satélites. Los que vienen en la próxima gestión aseguran que Arsat es «mucho, pero mucho más que un par de satélites», destacan a la REFEFO (Red Federal de Fibra Óptica) como los largos brazos del Estado llegando a todas las localidades del país. Y… especialmente… valoran el rol del Data Center de Arsat.

#Espectro. Una vez más, la palabra clave es la «normalización» del espectro. En rigor, se tratará de que la operadora con más frecuencias se acomode a derecho, reintegre a Arsat las frecuencias que le exceden para, luego, avanzar en las definiciones sobre 5G. Porque al fin y al cabo, será el título que asegure las inversiones de las operadoras. Ahora, sin mejoras en la economía general, difícil será que las operadoras, del tamaño que sea, estén dispuestas a invertir más en este mercado.

En el repaso de los resultados de las tres operadoras principales, como dijo el analista Enrique Carrier «en un contexto de inflación y devaluación, los resultados son mixtos».

Sí se puede asegurar que por ahora se contabilizan 57,9 millones de líneas en uso, 1,4% menos que el año pasado, lo que muestra el impacto de la nominatividad de las prepagas y de paso el inflado de números de años anteriores.

Carrier precisó que las prepagas cayeron 4% y las postpagas crecieron 2,5%.

Y el mercado se divide en 59% de prepagas y 41% de postpagas.

«El mayor crecimiento de líneas prepagas lo registró Telecom, que lo hizo en un 7% frente a los más modestos 0,5% registrados por Movistar y por Claro. En eso, seguramente pesa la oferta de paquetes de productos convergentes de TV y banda ancha más celular que en el caso de Telecom tiene una cobertura poblacional mucho más importante que sus principales competidores. Éstos todavía necesitan seguir desplegando sus nuevas redes de fibra óptica para poder presentar ofertas similares», dice Carrier.

Y si, lo copio textual es porque coincido en un 100% con esas palabras. Hablame de competencia… (entre las telcos).

En banda ancha, Telecom acusa una participación de mercado del 46%, con 4,1 millones de accesos entre cablemodem y ADSL, sobre los 8,9 millones de accesos que dice el Enacom que hay en el mercado.

Telecom creció 0,3% en cantidad de accesos de banda ancha respecto al 2018.

Mientras que Telefónica con 1,9 millones de accesos y 21% de market share, arrojó una merma del 0,6%, Peeeeerooooo… creció 36% en accesos de fibra óptica. Es por ahi…

Claro no discrimina en su información entre accesos de banda ancha y líneas fijas, con lo cual se dificulta leer su evolución, aclara Carrier.

En definitiva, aún no terminó noviembre -digo para los más despistados- y aún falta mucho para que se definan nombres de la nueva gestión para el sector.

Claramente la coyuntura obliga a avanzar más sobre otros temas. Así que, manteniendo la incertidumbre que tanto pregonan algunos… nos vemos la semana que viene.